Escolares de Santiago conversan con Marcia Tambutti luego de ver “Allende mi abuelo Allende”

la once afiche

“Quiero agradecerte por compartir algo que es tan íntimo con todos nosotros y que de alguna manera nos da una nueva mirada, porque estamos acostumbrados de ver esta parte de la historia de una forma más radical, y creo que la forma en como tú lograste contarlo es mucho más sutil”, comentaba a Marcia Tambutti una de las asistentes a la función escolar del documental “Allende mi abuelo Allende” realizada  este jueves 1 de octubre en la Cineteca Nacional, con la presencia de 120 escolares de colegios de la Red de Cineclubes Escolares.

Marcia Tambutti, nieta de Salvador Allende y directora de la cinta, respondió a las diversas inquietudes de los asistentes, que buscaban comprender su proceso personal durante la realización del documental y cómo logró articular la historia de su abuelo y su familia con la historia chilena. Al respecto Marcia comentó que “es una historia que creo refleja la historia de muchas familias chilenas, hay mucha gente que me dice que se parece a su vida porque son familiares de detenidos desaparecidos y que tampoco se habla por lo difícil que es esa situación”.

“Allende mi abuelo Allende”, documental que la ha llevado a recorrer distintos festivales y  a conocer cientos de audiencias a lo largo del mundo, ha significado para Marcia un largo trabajo de investigación, entrevistas, rodaje y posterior montaje de la obra, pero por sobre todo, un viaje personal hacia el pasado para entender a su familia y el silencio en torno a la figura del “Chicho”, como le llamaban de cariño al ex presidente en su círculo más cercano. Sobre los ocho años de trabajo que implicó el documental Marcia reflexionó: “Es difícil trabajar con los dolores de una familia y exponerlos, pero siempre tuve en mi fuero interno la sensación de que esto iba a salir bien, que tanto sacrificio era porque algo positivo para todos iba a ocurrir al final”.

Edelmira Rocha, directora del Colegio Arcángel Gabriel de la comuna Pedro Aguirre Cerda, agradeció a Marcia “por la remembranza de un pasado que nos pertenece a todos”. Junto a ella, vinieron a la función los estudiantes de dicho colegio y los profesores de historia Mario Stoker y de arte Carolina Churruca. Además, nos acompañaron Cineclubes Escolares de los establecimientos: Colegio Santa Isabel de Hungría (La Cisterna) con su profesora de lenguaje Victoria Jiménez, Instituto Miguel León Prado (San Miguel) con el profesor de lenguaje Claudio Huilcaleo y Colegio La Fontaine (Ñuñoa), con su profesora de lenguaje Karina Guajardo, quienes participan del Programa de formación docente en apreciación de cine y formación de cineclubes escolares.

 “¿Que le gustaría transmitirnos a nosotros como jóvenes con este documental?”, fue la duda de uno de los alumnos asistentes, a lo que Marcia respondió: “En Chile, dada la historia que tuvimos, hay una cosa bien arraigada de guardarse las cosas, de no decir todo lo que uno piensa, e incluso una manera muy agresiva al hablar. El documental es diálogo, y dialogar implica entender al otro. La invitación aquí es a dialogar y a ser más libres”.

Otras noticias que podrían ser de tu interés

En un contexto en que el uso pedagógico del cine ha sido esencial para las clases …

El Liceo Artístico Guillermo Gronemeyer de Quilpué tiene un proyecto educativo que busca equiparar el desarrollo …

El cineclub del Liceo Domingo Herrera Rivera de Antofagasta ha mantenido un trabajo constante desde el …

Luego de un exitoso estreno, el pasado jueves 3 de junio, ya están disponibles en YouTube …