Profesora Nataly Bustos: “Desde las propias experiencias uno se conecta al ver una película, pocas cosas emocionan a los niños y el cine es una de ellas”

En el remoto Liceo Municipal Sara Troncoso Troncoso de Alhué, región Metropolitana, la profesora de artes Nataly Bustos busca entregar a sus estudiantes nuevas formas de expresión y conocimiento a través del cine. Desde 2018 es parte del Programa Escuela al Cine, lo que le ha permitido integrar más cine chileno y actividades a sus clases.  

Apasionada al cine desde siempre, Nataly reconoció la necesidad de enriquecer su práctica pedagógica con nuevas herramientas y contenidos. “Siempre hubo cine en mis clases desde un punto de vista más bien político, como una herramienta de reflexión, pero nunca desde el punto de vista de la creación. Yo sentía que no era solo eso, que podíamos hacer mucho más”, relata la docente. 

Con la ayuda del Programa Escuela al Cine, Nataly encontró los contenidos para implementar un cineclub en su escuela. A pesar de ciertas limitaciones como la mala conexión a internet y falta de recursos, Nataly siempre ha contado con el apoyo de su establecimiento y ha sabido aprovechar al máximo los materiales proporcionados por el Programa. 

Ha usado películas como 7 semanas (Constanza Figari, 2016) de la colección Mujeres del cine chileno o Araucaria Araucana (Rémi Rappe y Santiago Serrano, 2017) de la colección Medioambiente. Nataly ha generado profundas reflexiones y debates junto a sus estudiantes sobre temas sociales y medioambientales de relevancia: «El cine entrega muchas posibilidades, es una experiencia personal y también colectiva», comenta. 

Además de películas, Nataly ha explorado de a poco la creación cinematográfica, con actividades para practicar la técnica de stop motion y la realización de documentales. Al respecto, dice que “Las animaciones las he estado subiendo a un perfil de Instagram, pero con los documentales autobiográficos es distinto porque es algo muy íntimo. Cuesta mostrarlos, pero no he dejado de hacerlo porque ayuda mucho al autoconocimiento”. 

Hace años que Nataly implementa un cineclub en sus clases de artes visuales para estudiantes de enseñanza media, pero este año finalmente se abrió la posibilidad de hacer un taller para estudiantes voluntarios “empecé mostrando cortos, ahora estoy con los dispositivos previos al cine. Después voy a seguir con animación, lenguaje cinematográfico y luego espero volcarnos a la creación” dice la profesora. 

La experiencia de Nataly Bustos demuestra el poder del cine como una herramienta educativa para fomentar el pensamiento crítico, la reflexión y la expresión creativa en el aula. Según sus propias palabras: “El cine es arte y como toda disciplina artística, sensibiliza. Los profesores que hacemos cineclub tratamos de sacarlos de la caja del cine recreativo con imágenes rápidas y convertimos el hecho de ver una película casi en un acto meditativo. Desde las propias experiencias uno se conecta al ver una película, pocas cosas emocionan a los niños y el cine es una de ellas. Permite expresar y conocer, es una vía alternativa a la educación convencional”. 

Otras noticias que podrían ser de tu interés

Desde 2019 en la Escuela Baudilia Avendaño De Yousuff se lleva a cabo un Festival de …

“En muchos casos, el único acercamiento que los estudiantes tienen con el arte es a través …

Durante el mes de junio, el Programa Escuela al Cine de la Cineteca Nacional de Chile …

Cecilia Montecinos, profesora encargada de la Escuela Rural Hueque, ha estado liderando un taller de cine …