Moviéndonos en la imagen: Educación en el cine

Los Simpson. Cita al Acorazado Potemkin.

Hace unos días, mientras conversaba con un alumno, cinéfilo, acerca de las experiencias con el cine, me contó que fue “El Ciudadano Kane” la película que le permitió constituir una manera de reflexionar acerca de la vida. Por mi parte, hace bastantes años atrás, el filme homónimo de la novela de “El Proceso” fue el que me reveló un mundo donde la reflexión no se limitaba al lenguaje ni a la historia, sino que trazaba nuevas posibilidades para enlazar ideas y sentimientos que hacen surgir emociones y pensamientos que, en definitiva, devienen un aprendizaje para el desarrollo de la persona.

El cine, en una de sus definiciones, se refiere a la tecnología que reproduce fotogramas a tal velocidad que provocan la llamada “ilusión de movimiento”. La educación, por su lado, se define como una transmisión de conocimientos y valores a una persona, para que esta adquiera una determinada formación destinada a desarrollar la capacidad intelectual, moral y afectiva de las personas de acuerdo con la cultura y las normas de convivencia de la sociedad a la que pertenecen.

Entonces, ¿cómo se relaciona el cine con esta educación? Lo cierto es que no se requiere profundizar mucho para observar que el cine constituye un sistema de registro de la historia de la humanidad, como tal es una fuente de información que permite documentar hechos, facilitar la recuperación de la memoria de un pueblo, así como un grado de interculturalidad al permitir adentrarnos en culturas que en principio pueden ser distantes y desconocidas. Como recurso didáctico, el cine se transforma en una herramienta lúdica en cuanto ofrece una actividad no formal donde el alumno participa desde la motivación de estar frente a una pantalla que mueve pero no impone, que consume a un aprendizaje sin la presión ni estructura de un aula tradicional, como es sabido, una imagen vale más que mil palabras. Como sistema de representación, el cine se torna un lugar donde nos reflejamos, identificamos modelos positivos o negativos que motivan el pensamiento crítico y la formación en lo ético en u
n tiempo donde los valores sociales se ven convulsionados y debilitados en una sociedad acelerada con el avance tecnológico al servicio de la sociedad del espectáculo (Guy Debord). Como instrumento técnico, que permite describir la realidad, el cine posee un lenguaje que no limita a la audiencia, sino más bien, le entrega recursos para que amplíe y diversifique la lectura de una idea multiestimuladora, es decir, motiva desde la individualidad de cada lector en su particular forma de aprehender el enunciado de la imagen.

potemkin texto

El acorazado Potemkin, 1925. Eisenstein

Desde sus inicios, el cine ha mostrado una función educativa y social capaz de llegar a distintas culturas y niveles de alfabetización, generando propuestas iconográficas que han marcado paradigmas en la historia cinematográfica, es así como Eisenstein, para tomar un ejemplo, junto con proponer una estructura de montaje que promueve la participación consciente del espectador en la aplicación de su teoría del “montaje por atracciones”, nos dejó como legado un paradigma espacio-temporal como lo es la secuencia de la “escalera de Odessa” que se transformó en una alegoría de la desigualdad y exaltación del drama vivido por el pueblo.

Los Intocables, 1987. Brian De Palma

Los Intocables, 1987. Brian De Palma

Escena citada tantas veces para homenajear a Eisenstein y para recordarnos que esta ilusión del movimiento llamada cine se ha ubicado en un lugar de nuestra memoria desde donde podemos reconocer y entender realidades pasadas, y a la vez proponer y crear otras nuevas realidades.

Para beneficio nuestro, el cine entró por la gran puerta de nuestras aulas para dar movimiento al aprendizaje, colocando en una sola imagen un mundo entero.

Los Simpson. Cita al Acorazado Potemkin.

Los Simpson. Cita al Acorazado Potemkin.

 

*Verónica Bello es profesora de Instituto Nacional y una de las más antiguas profesoras cineclubistas de la Red de Cineclubes Escolares. Junto a sus alumnos conforman el cineclub «Academia de Cine».

Otras noticias que podrían ser de tu interés

En un contexto en que el uso pedagógico del cine ha sido esencial para las clases …

El Liceo Artístico Guillermo Gronemeyer de Quilpué tiene un proyecto educativo que busca equiparar el desarrollo …

El cineclub del Liceo Domingo Herrera Rivera de Antofagasta ha mantenido un trabajo constante desde el …

Luego de un exitoso estreno, el pasado jueves 3 de junio, ya están disponibles en YouTube …