Experiencias y aprendizajes de los profesores que se integran a la Red de Cineclubes

El 6 de agosto profesores de distintos puntos de Chile fueron citados a la Cineteca Nacional para recibir su diploma por haber aprobado el taller online “De la apreciación cinematográfica a la creación de cineclubes escolares”, ofrecido de manera gratuita por el Programa Escuela al Cine en colaboración con educarchile, y que este año ofreció la posibilidad de obtener una certificación CPEIP otorgada por el Ministerio de Educación.

Tras cuatro meses de formación, los profesores adquirieron conocimientos, habilidades y herramientas para analizar películas, conocer los géneros cinematográficos, escribir sobre cine chileno y transmitir estos conocimientos a sus alumnos, levantando un cineclub en el establecimiento en que se desempeñan. Estos docentes se suman ahora a la Red de Cineclubes escolares que cuenta con 150 miembros activos trabajando a lo largo de Chile.

Uno a uno fueron llamados por Antonio Machuca, coordinador académico del Programa Escuela al Cine y el tutor del taller online, a recibir sus merecidos diplomas en el escenario, para luego dar inicio a un momento de conversación y reflexión sobre el proceso del taller, la experiencia que han tenido trabajando con el cineclub en sus colegios y entregar algunas ideas y consejos para sus colegas. En este espacio se logró compartir y escuchar distintas realidades educativas, confirmar los beneficios que implica un cineclub para los escolares y evaluar el desempeño de la plataforma donde se impartió el taller y al equipo del programa.

Priscila Canto, profesora de filosofía que viaja a diario desde Valparaíso hacia el colegio Teresa de los Andes de Algarrobo, fue enfática en señalar que “Hay que tomarse el tiempo y los espacios. Desde la dirección del colegio me dijeron que no podían darme más horas para el cineclub, por lo que aproveché el electivo de argumentación a mi cargo y convertí ese momento en el espacio para ver y analizar películas, lo que fue muy significativo para mejorar la atención y aprendizaje de los estudiantes, incluso para descubrir talentos”. El relato de Priscila es algo que se repite entre muchos de los profesores que participaron de la conversación, quienes deben usar horarios extracurriculares o ajustar sus tiempos para implementar la instancia del cineclub.

La profesora Rosa Cid vino desde Temuco a la ceremonia, contándonos su experiencia en un colegio donde asisten alumnos con capacidades diferentes, señalando que “para los niños ha sido una experiencia muy enriquecedora: que aprendan a reflexionar, a ver desde otro punto de vista y a crear, incluso enviaron sus cortometrajes al Festival Ojo de Pescado, utilizando los recursos disponibles, como cámaras de celular”.

Uno de los profesores que más kilómetros recorrió para asistir al encuentro fue Cristopher Miranda, quien gestionó la creación de un cineclub en el Colegio San Matías de la comuna de El Salvador en Diego de Almagro, aprovechando la posibilidad de capacitación del taller online para continuar aprendiendo sobre cine: “El cine es una muy buena instancia para formar ciertos valores y el desarrollo de habilidades en los niños, como el pensar, el criticar y el apreciar también el lenguaje visual. La instancia del cineclub es muy importante para formar y fortalecer la identidad cultural de los niños, ver cómo se expresan y cómo generan sus propias opiniones ha sido muy confortable”, destacó Cristopher.

Además, en la ceremonia se entregó un reconocimiento a la destacada y activa participación en las actividades de la red a dos profesores, José Fuentes y Marcos Antonio Caro, quienes viajaron desde la región del Biobío a la ceremonia. José, profesor de lenguaje, es miembro desde 2014 y ha logrado generar un fuerte vínculo entre los escolares que participan semana a semana del cineclub escolar del Colegio Teresa de los Andes de Bulnes, además de asistir con recurrencia a las funciones especiales que se realizan en Chillán. Marcos, de Liceo Bicentenario de Excelencia Polivalente San Nicolás, también tuvo palabras de agradecimiento con el Programa Escuela al Cine, y destacó el desarrollo de un sentido de pertenencia en los estudiantes al ser espectadores y críticos a la vez.

Al terminar la conversación en la sala, los profesores disfrutaron de un agradable coffee break donde continuaron intercambiando experiencias e impresiones sobre la jornada y su labor en los cineclubes. También se les hizo entrega a todos de un manual de trabajo y una copia en DVD de la  serie Oficios del Cine, para apoyar el desafío que les espera en continuar con el proyecto en sus escuelas.

¡Agradecemos y felicitamos a todos los profesores que se integran a nuestra Red!

En la siguiente galería puedes revisar las fotografías de la ceremonia:

Otras noticias que podrían ser de tu interés

En un contexto en que el uso pedagógico del cine ha sido esencial para las clases …

El Liceo Artístico Guillermo Gronemeyer de Quilpué tiene un proyecto educativo que busca equiparar el desarrollo …

El cineclub del Liceo Domingo Herrera Rivera de Antofagasta ha mantenido un trabajo constante desde el …

Luego de un exitoso estreno, el pasado jueves 3 de junio, ya están disponibles en YouTube …