Relato de nuestro encuentro «Enseñar cine en la escuela: Saberes, desafíos y experiencias»

image0013

Con valiosos aprendizajes y mucha entretención se llevó a cabo el Encuentro “Enseñar cine en la escuela: Saberes, desafíos y experiencias”, instancia que en tres jornadas reunió a cincuenta profesores de diferentes regiones de Chile que forman parte de la Red de Cineclubes Escolares, con el objetivo de compartir experiencias, conocerse y seguir formándose en el arte del cine.

Mónica Villarroel, directora de la Cineteca Nacional de Chile, dio inicio a la jornada inaugural del encuentro destacando el sentido de comunidad que existe en esta Red de Cineclubes y agradeciendo a los profesores asistentes por su labor de enseñar el cine chileno a los escolares, señalando que “sentimos que este programa es un espacio que abarca una gran territorialidad y que tiene mayores posibilidades de participación, por eso nos parece que esta instancia es una excelente oportunidad de encuentro y trascendencia entre todos los actores que forman de la Red”.

En una exposición ante todos los presentes, las profesoras Verónica Bello, fundadora de la Academia Cinematográfica del Instituto Nacional, y Priscilla Canto, docente del colegio Teresa de Los Andes de Algarrobo que creó un cineclub escolar en su establecimiento educacional, ofrecieron una mirada a sus experiencias particulares insertando la enseñanza del cine en la escuela, destacando la importancia de educar a los niños y jóvenes en el análisis del cine como arte y como medio de comunicación.

Luego, el jefe de Departamento de Fomento de las Artes del Consejo Nacional de la Cultura y las Artes, Ignacio Aliaga, junto al periodista y crítico de cine Christian Ramírez, realizaron sus propias revisiones sobre las claves para ver cine chileno, analizando primero Aliaga dos filmes trascendentales del cine clásico, “El chacal de Nahueltoro” y “Tres tristes tigres”, mientras que Ramírez instó a descifrar y reflexionar sobre los conflictos presentes en la relación entre el cine chileno contemporáneo y su audiencia local.

En la tarde del lunes, luego del almuerzo en el hotel, los profesores se presentaron ante el grupo y participaron de un taller de creación dirigido por los documentalistas Valentina Grau y Alejandro Flores, instancia en la cual, tras una clase teórica sobre elementos narrativos del lenguaje cinematográfico, debieron salir en grupos al cerro Santa Lucía a rodar un cortometraje de tres escenas en sólo tres minutos de duración. Tras realizar este ejercicio, los docentes se dirigieron a la Cineteca Nacional para la proyección de “Un caballo llamado elefante”, donde conversaron con su realizador Andrés Waissbluth sobre la cinta nacional dirigida al público infantil que será parte de la iniciativa “Cine en tu escuela”, que lleva películas a diferentes regiones y localidades aisladas del país.

En la segunda jornada de este encuentro, trabajando ya en el Hotel Windsor, se invitó a los profesores a contar sus motivaciones para incorporar el cine en la escuela, observando como respuestas comunes a todos el gusto por el cine y las posibilidades que tiene para ampliar la mirada de los escolares, en su mayoría identificados con un importante nivel de vulnerabilidad. Tras esta sincera conversación, se dio espacio a una dinámica para evaluar en conjunto las diferentes aristas del Programa. Compartieron luego un almuerzo y se trasladaron a la Cineteca Nacional para participar de la charla motivada por la pregunta “¿Se pueden enseñar las imágenes?”, con las exposiciones de Carlos Ossa, Doctor en Filosofía con mención en Estética de la Universidad de Chile y miembro del Consejo Audiovisual del CNCA, y Viviana Espinoza, Magíster en Educación Artística, Universidad de Playa Ancha. Esta vez, por la tarde, asistieron a un cine foro de la película “Rara”, con Alba Gaviraghi, productora de la cinta, como invitada a la función especial, parte también de “Cine en tu Escuela 2017”.

En el último día de este encuentro, desde temprano se iniciaron rondas de conversación entre pares, analizando la actividad del día anterior y obteniendo algunas conclusiones acerca de todo lo reflexionado y compartido en las actividades. En una lúdica dinámica, donde se les pidió dramatizar las principales dificultades que enfrentaban los cineclubes y proponer soluciones a estos conflictos, los profesores dieron rienda suelta a su imaginación, demostrando mucho compromiso, capacidad de coordinación en equipos y de resolver distintas adversidades que se presentan en sus realidades educativas.

Carola Leiva, coordinadora del Programa Escuela al Cine, agradeció a los profesores asistentes por su asistencia, su participación, sus aportes y su humor, destacando que el desafío ahora es continuar mejorando las formas en que se lleva a cabo la enseñanza del cine en los colegios de nuestra Red. Finalizando el encuentro, se le hizo entrega a cada profesor de material educativo para utilizar en su quehacer cineclubista: Colecciones Escolares de Enseñanza Básica y Media, Fichas educativas para dichas películas y cortometrajes, y un libro que compila diferentes investigaciones cinematográficas editado por la Cineteca Nacional.

A continuación, las imágenes que resumen todo lo que significó este encuentro para sus protagonistas:

*Fotografías por Felipe Mellado

Otras noticias que podrían ser de tu interés

En un contexto en que el uso pedagógico del cine ha sido esencial para las clases …

El Liceo Artístico Guillermo Gronemeyer de Quilpué tiene un proyecto educativo que busca equiparar el desarrollo …

El cineclub del Liceo Domingo Herrera Rivera de Antofagasta ha mantenido un trabajo constante desde el …

Luego de un exitoso estreno, el pasado jueves 3 de junio, ya están disponibles en YouTube …