Recurso didáctico Artes visuales, Cine

12 – Contando una historia a través del fuera de campo

Descripción

En las películas de terror, rara vez vemos al monstruo directamente. Vemos alguna parte de su anatomía o al protagonista gritar con una expresión de horror mientras la criatura queda fuera del plano. ¡Eso es el fuera de campo! Todo lo que no se ve en el encuadre y que nos sirve para contar mejor nuestra historia. Les proponemos crear sus propios relatos con el fuera de campo como protagonista en la actividad de esta semana.

Esta semana los invitamos a experimentar con el fuera de campo, creando una breve secuencia. Pero antes ¿qué es el fuera de campo y por qué es tan importante en el cine?

Aunque no lo creas, cuando contamos una historia en el cine, lo que vemos es tan importante como lo que queda fuera de nuestra vista.

Cuando nos fijamos en un plano en particular, a lo que está dentro de ese encuadre lo llamamos “campo”. Por ejemplo, en un plano podríamos ver el rostro de un personaje silbando y un camino que se extiende detrás de él. Por otro lado, todo aquello que no vemos, es decir, lo que queda fuera del encuadre, se llama “fuera de campo”. Aunque no podemos verlo, podríamos asumir que aquel personaje está llamando a su mascota, un perro que viene corriendo hacia su amo. Si escucháramos el sonido del motor de un vehículo también podríamos pensar que se trata de una micro que nuestro personaje está haciendo parar. Como ves, los sonidos también pueden venir desde el “fuera de campo”.

Así, a la suma de campo fuera de campo lo llamamos “espacio fílmico”, es decir, todo aquello en una película que crea la ilusión de realidad.

El fuera de campo es un elemento esencial en el cine. Cada vez que vemos una película, en cada plano, nuestra mente está “completando” lo que no vemos con nuestra experiencia. En el ejemplo de más arriba, podríamos asumir que el personaje llama a un perro porque sabemos que generalmente a los caninos se les llama con un silbido.

A lo largo de la historia del cine, directores y directoras han utilizado el fuera de campo para contar de mejor manera sus historias, creando suspenso, emoción, risa o sorpresa. Seguramente habrás notado que en las películas de terror rara vez vemos al monstruo directamente. Generalmente, en el campo vemos sus patas, su cola, o alguna otra parte de su anatomía. Es más, en muchas escenas, vemos solo al protagonista gritar con una expresión de horror en su rostro, mientras la criatura queda fuera del encuadre. ¡Eso es el fuera de campo!

Utilizando el fuera de campo para contar una historia

Cuando hacemos un relato audiovisual es imposible mostrar todo. Siempre debemos decidir qué encuadrar y qué no, siempre con un tiempo limitado. Esta situación, más que un problema, es una oportunidad para sintetizar y buscar maneras creativas de elaborar un relato, especialmente a través del fuera de campo.

Esta semana te proponemos crear una secuencia donde el fuera de campo sea el protagonista. Esto quiere decir que lo que no vemos nos ayudará a contar nuestra historia y será parte esencial de ella. Te invitamos a ver el siguiente ejemplo.

¿Qué vemos en el encuadre? ¿Qué queda fuera de él? ¿De dónde proviene la voz que escuchamos? ¿Por qué el fuera de campo es tan importante en esta secuencia?

¡Ahora es toca a ti crear utilizar el fuera de campo para contar tu relato!

Objetivo

Crear una secuencia de no más de dos minutos de duración y con más de un plano, donde se utilice el fuera de campo como recurso narrativo.

Materiales

  • Una cámara o teléfono celular con cámara.
  • Un computador o teléfono con programa de edición (puedes encontrar algunos programas gratuitos en este enlace).

Llamado a la acción

  1. Piensa qué historia quieres contar y en cómo utilizarás el fuera de campo.
  2. Puedes escribir un breve guion si así lo deseas.
  3. Con tu cámara o celular, filma los planos que conformarán tu secuencia. Te sugerimos entre 3 a 5 planos.
  4. Si piensas utilizar sonidos ambiente o ruidos que provengan del fuera de campo, puedes descargar algunas pistas de audio desde este banco de sonidos gratuitos. Puedes probarlas y decidir cuál queda mejor.
  5. Con un programa de edición, monta tu secuencia final.
  6. Comparte tu creación con los demás a través de redes sociales, utilizando el hashtag #CineClubEnCasa

Otros materiales que podrían ser de tu interés

No hay contenidos 🙁