Recurso didáctico Artes musicales, Artes visuales, Cine

11 – Creando un paisaje sonoro

Descripción

Uno de los roles más importantes que juega el sonido en una película es hacernos sentir que estamos en el lugar o situación que vemos en la imagen. Para lograr esto, los sonidistas y post productores de sonido trabajan en el sonido ambiente, este es todo aquel que está asociado a los ruidos que son parte de un lugar en específico.Esta semana proponemos jugar con el sonido ambiente para crear un paisaje sonoro, esto quiere decir que, a través de diferentes sonidos, crearemos la ilusión de un lugar o situación determinada.

Esta semana los invitamos a crear y experimentar con el sonido, a través de paisajes sonoros. Pero antes ¿por qué es tan importante el sonido en el cine?

El cine en sus primeros años no contaba con sonido, pero las películas eran acompañadas por música en vivo y algunas veces de un comentarista. Incluso antes de la invención del cine sonoro las personas ya buscaban acompañar la experiencia visual con la auditiva. Luego, en 1927, el director Alan Crosland estrenó El cantante de jazz, la primera película sonora de gran alcance comercial. A partir de ese momento, y a pesar de la resistencia de grandes cineastas, el sonido se constituye como parte fundamental del cine.

Aunque el cine es sonoro hace un buen tiempo, a veces el sonido  se considera como algo secundario. Sin embargo, según el músico, teórico de cine y sonido Michel Chion, el sonido enriquece la imagen, incluso haciéndonos creer que sonido e imagen están asociados de manera natural (Chion, 1993).

El sonido ambiente

Uno de los roles más importantes que juega el sonido en una película es hacernos sentir que estamos en el lugar o situación que vemos en la imagen. Para lograr esto, los sonidistas y post productores de sonido trabajan en el sonido ambiente, este es todo aquel que está asociado a los ruidos que son parte de un lugar en específico. A modo de ejemplo: en una sala de clases escuchamos la voz del profesor, los lápices de los niños al escribir, el murmullo de los compañeros que son buenos para conversar, los cierres de las mochilas y estuches al abrir o cerrar, y el sonido de algún paquete de galletas que se abre escondido por ahí.

Esta semana proponemos jugar con el sonido ambiente para crear un paisaje sonoro, esto quiere decir que, a través de diferentes sonidos, crearemos la ilusión de un lugar o situación específica. Para hacerlo, primero debemos recrear una situación visualmente. Podemos hacerlo con elementos que tengamos a mano. Por ejemplo, si queremos representar un bosque, podemos tomar un poco de tierra, pedacitos de hojas y algunas plantas que actúen como árboles. Luego, necesitamos diferentes sonidos que nos recuerden a un bosque, los que podemos obtener desde diferentes bancos de sonidos gratuitos en Internet. Ahí podríamos encontrar sonidos de grillos, aves, viento moviendo las hojas, ramas cayendo o incluso lluvia.

No te preocupes si el lugar que representaste no parece real, ¡lo más importante es que el sonido lo parezca!

Acá puedes ver un par de ejemplos que hemos creado. Fíjate cómo en cada uno hemos añadido distintas “capas” de sonido para hacerlo más realista.

¡Ahora toca a ti crear tu propio paisaje sonoro!

Objetivo

Crear un paisaje sonoro de no más de un minuto de duración a través de sonidos ambiente.

Materiales

  • Elementos que creas que puedan ayudarte a recrear una situación en particular (si quieres representar una playa, necesitarás arena, trozos de género para simular toallas, una pelota pequeña, etc.).
  • Una cámara o teléfono celular con cámara.
  • Sonidos ambiente, que puedes descargar desde este banco gratuito de sonidos.
  • Un computador o teléfono con programa de edición (puedes encontrar algunos programas gratuitos en este enlace).

Llamado a la acción

  1. Piensa qué situación o lugar te gustaría representar. Te sugerimos considerar estas alternativas: un campo, un bosque, una playa, la selva o una calle bulliciosa. Además, piensa en qué tipos de sonidos utilizarás para ambientarla.
  2. Recolecta diferentes elementos que tengas a mano que te ayuden a recrear tu lugar o situación y decide cómo disponerlos para filmar un plano fijo.
  3. Con tu cámara o celular, filma un plano fijo de no más de un minuto. Debes decidir qué tipo y ángulo de plano utilizarás.
  4. Una vez que tengas tu plano registrado, ve al banco de sonidos gratuitos y decide cuáles son los que mejor acompañarían la situación o lugar que has representado.
  5. Con un programa de edición, añade los sonidos a la pista de audio. Acá puedes experimentar con cuantos sonidos quieras hasta que estés satisfecho con el resultado.
  6. Comparte tu creación con los demás a través de redes sociales, utilizando el hashtag #CineClubEnCasa

Otros materiales que podrían ser de tu interés

No hay contenidos 🙁