Profesoras y profesores de Curso de Formación comentan charla TED «La maravilla compartida del cine» de Beeban Kidron

la once afiche

Cerca de 140 profesores se encuentran cursando actualmente el programa de formación «De la apreciación cinematográfica a la creación de cineclubes escolares» y como parte de las primeras actividades analizaron la conferencia de Beeban Kidron, directora de cine inglesa, que lleva casi 10 años dirigiendo un programa de cineclubes para estudiantes en su país, gracias al cual recibió la distinción de Doctora Honoraria por la Universidad de Kingston por su aporte a la educación.

Para los docentes y futuros cineclubistas, sus palabras resultaron muy inspiradoras:

 

«El proyecto de Beeban Kidron y sus palabras resultan de gran inspiración para poder seguir adelante con nuestro estudio. Estoy segura de que para la mayoría de nosotros, el desafío de este taller implica sacrificar tiempo de sueño y con nuestra familia, por lo que es muy refrescante saber que lo que por lo que estamos luchando vale la pena.

Además, es una forma de darnos herramientas para educar de una manera distinta, pero no sólo a nuestros alumnos, sino a nuestra comunidad educativa para que de a poco podamos aportar al cambio de paradigma con una mirada más amplia y objetivos claros de lo que queremos lograr.

Considero que los logros que se pueden tener a través del cine con nuestros alumnos incluyen la capacidad de saber elegir entre un universo de información como el que tienen hoy y a elegir con fundamento. Cambiar la mirada del cine como entretenimiento y forma de pasar el tiempo a verlo como medio para generar una visión de mundo más crítica y cuestionadora es vital para las generaciones que, como dice Kidron necesitan la narración para adquirir y afianzar su identidad.

Por otra parte, el sentido de pertenencia y la capacidad de integración de aquellos que no sienten pertenecer puede ser una gran contribución a esos artistas y creadores ocultos que están opacados por detrás de los estándares y los puntajes PSU.  Obviamente, se trasmitirán valores que son imperecederos como algunos clásicos. Pero creo que lo esencial es que los alumnos sean capaces de verse a sí mismos y al otro con una mirada  más humana y, en palabras de la directora, que sean capaces de entenderse a sí mismos, a sus pares y a los tiempos en que viven.»

Paula Bassano

(Profesora de inglés, colegio Andree English School, La Reina)

*(En la esquina inferior derecha puede seleccionar la opción de subtítulos si estos no aparecen automáticamente)

«No puedo dejar de mencionar la profundidad de la conferencia de Beeban Kidron, el valor de la historia como narración que crea identidad y punto de encuentro de los seres humanos. De la profundidad de su propio relato y su cómo éste nos invita a tomar el cine no sólo como un lenguaje artístico donde se relatan ficciones si no también verdades, en fin, una conferencia para verla más de una vez.

Las potencialidades educativas que se pueden desarrollar en nuestros alumnos a través del cine son muchas. Por un lado, el pensamiento crítico, la expresión tanto oral como escrita, la concentración y apreciación. La interpretación y síntesis. Se puede hacer más significativa la comprensión de la historia como asignatura escolar, se potencian capacidades lingüísticas.

El cine puede potenciar el desarrollo integral de los/las alumnas, pueden conocer otras realidades, la conciencia del propio ser en un contexto cultural definido, la tolerancia con las diferentes culturas, etnias, creencias religiosas o no religiosas. En fin, puede comprender mejor el propio mundo tanto local como general y puede ayudar a desarrollar el sentimiento de pertenencia e identidad.»

Elena Molina

(Profesora de artes visuales, colegio Domingo Ortiz de Rozas, La Ligua)

«Honestas palabras de la Sra. Kidron. Las comparto absolutamente.

Aun cuando, a mí modo de ver, nos encontramos con muchas trabas para el pensamiento crítico (un sistema centrado en la economía de mercado y no en la persona, va en desmedro de la capacidad de criticar, en el amplio sentido de la palabra), la buena noticia es que, por otro lado, los estudiantes, a través del cine, pueden crear, expresarse, interpretar, analizar, conocer, relacionar, proyectar, sintetizar, narrar y divertirse, entre otras muchas posibilidades.

En este sentido, el cine, noble arte, debiese transformarse en una herramienta a utilizar en nuestro currículum.  Considero que el espíritu de la educación escolar es la de crear a un estudiante integral, vale decir, desarrollar a una persona no sólo con conocimientos en una materia determinada, sino que además con valores y con un liderazgo que sirva de guía para las futuras generaciones. A un estudiantes se le puede formar teóricamente, pero resulta un extraordinario refuerzo positivo apoyar toda esa creencia con una película y toda la rica discusión posterior que se genere y que pudiera dejarle nociones tremendamente significativas como ser humano integral.»

Patricio Olivi

(Profesor de lenguaje y comunicación, Instituto de Humanidades Luis Campino,  Providencia)   

«Es interesante como Beeban Kidron nos motiva a establecer que todos podemos contar historias narradas desde nuestras experiencias. En una sociedad tan fragmentada no solo para los jóvenes sino que para todos, hemos perdido lo que comenta un poco la directora,de encontrarnos y poder socializar un relato de algo que era común entre nuestros padres los cuales siempre recordaban historia contadas por sus padres.

El cine como vehículo social de entretención también cumple la noble misión de poder mostrar lo que muchas veces se quiere ignorar en cuanto a ver realidades sociales que se encuentran tan cerca de nosotros mismos, pongo por ejemplo la problemática social, política y la miseria de los sectores marginales, siendo el cine un instrumento catalizador para que los jóvenes puedan sentirse identificados, muchas veces de una cruel realidad.

Es tan bello saber que una imagen puede representar todo un lenguaje, de acción y movimiento. Eso es la magia del cine. Las potencialidades educativas son tan variadas: podemos educar desde los conceptos valóricos, para que pueda ser una persona empática ante la desgracia de los demás, y asertiva en cuanto a ver y sentirse reflejado con algún acontecimiento que la película este entregando, la capacidad de poder debatir, y criticar desde su propia postura personal sobre algún tema que el considere valido.»

Roberto Novoa

 (Profesor de religión, Escuela Santa Victoria, Huechuraba)

«Estamos de acuerdo con la autora cuando habla de «mundos fragmentados» para referirse a la pérdida de continuidad con la memoria, el pasado. Agreguemos a esto que vivimos en proceso de globalización, con pérdida de identidad local, un  liberalismo donde campea la competencia, el individualismo, etc. Así, los profesores estamos luchando contra la marea dominante tratando de inculcar en nuestros alumnos la solidaridad, el compañerismo, etc.

Dicho esto, debemos utilizar las herramientas que la tecnología nos ofrece. El cine y el audiovisual, como medios de gran influencia actual, abordan todo tipo de temáticas. El cine ayuda a potenciar la sensibilidad, el desarrollo social, los afectos. Importante tema es la identificación del individuo con el/la héroe/ heroína. Eso puede generar también el sentimiento de pertenencia hacia una comunidad. Otro elemento importante lo constituye el desarrollo de una capacidad crítica de las alumnas para que sean capaces de emitir juicios de valor en relación a los hechos que observan para ver si los incorporan o no a sus vidas.

El cine y lo audiovisual, utilizados como fuente de información, nos aproxima en el estudio de la sociedad, el conocimiento de culturas distintas. Permite formar visiones en torno al pasado, presente y futuro.»

Hernan Hermosilla

(Profesor de historia y ciencias socoales, Liceo Tajamar, Providencia)

 

«Notable conferencia sobre la maravilla del cine y cómo este se puede integrar al proceso de la enseñanza para formar espectadores reflexivos, críticos, curiosos y entusiasmados con la idea de acercarse al séptimo arte a través de la apreciación fílmica y el manejo y creación de sus propias historias mediante una cámara.

 Creo que Beeban Kidron incorpora un elemento fundamental de la vida de todo ser humano; me refiero a las narrativas, a esa necesidad de contar historias, de transmitir nuestras propias narrativas y de conocer las de otros para formar experiencias y ver lo que somos, lo que conforma nuestra identidad. En este caso, el cine es un pilar fundamental para ver reflejadas las diversas historias y es una ventana a las posibilidades de conocer mundos desconocidos e inimaginables.

Y es justamente por lo anterior que a través del cine podemos potenciar y desarrollar en nuestros estudiantes habilidades profundas (analizar, comparar, inferir, crear, justificar, etc.) que los despierten de sus estados pasivos para transformarlos en espectadores activos y críticos que puedan abrir las diversas ventanas de posibilidades que les entrega el cine a través del conocimiento y análisis de otras realidades, para que sean sujetos con opinión, con voz propia.

Creo que el cine puede potenciar múltiples habilidades en los estudiantes, pero creo que uno de los elementos fundamentales es que mediante él los chicos pueden conocerse y conocer su entorno y su historia; sentirse parte de algo más grande, con las posibilidades de desarrollar sus propias narrativas.»

Victoria Jiménez

(Profesora de Lenguaje, Colegio Santa Isabel de Hungría, La Cisterna)

«Los registros audiovisuales, no solo el cine,  son  una estrategia pedagógica desafiante para nuestros alumnos y  para nosotros los adultos. Permite desarrollar elementos olvidados por los planes y programas tradicionales, me refiero a los procesos de construcción de la identidad y nuestra memoria individual y colectiva, lo que nos lleva a desarrollar actitudes como el sentido de la verdad, la justicia y la dignidad.

Estos registros nos abren ventana desde los espacios públicos a lo privado y viceversa, nos permiten reflexionar nuestras propios producciones culturales y a la vez establecer narrativas intimas, colectivas, históricas. Quizás en esto radica la naturaleza humana de imaginar, no como una ilusión, sino como la extensión de la realidad deseada.

La directora Beeban Kidron me es dejo una inquietante pregunta ¿qué códigos de realidad construirán nuestros niños y jóvenes si hemos dejado de relatarles, de narrarles, nuestra historia nuestra cultura?

Ciertamente, la inducción a “leer” las películas y sus narrativas, podría ser una salida a la desconstrucción de nuestra identidad ¿seremos capaces de avanzar a esta integralidad.»

Paz Vásquez Gómez

(Profesora de religión, Escuela Prosperidad, Talca)

Otras noticias que podrían ser de tu interés

En un contexto en que el uso pedagógico del cine ha sido esencial para las clases …

El Liceo Artístico Guillermo Gronemeyer de Quilpué tiene un proyecto educativo que busca equiparar el desarrollo …

El cineclub del Liceo Domingo Herrera Rivera de Antofagasta ha mantenido un trabajo constante desde el …

Luego de un exitoso estreno, el pasado jueves 3 de junio, ya están disponibles en YouTube …