Funciones escolares de “Mala Junta” en la voz de sus protagonistas

*Fotografía por Felipe Mellado. Mayo 2017, Cineteca Nacional de Chile.

 2500 escolares de doce comunas de Chile vivieron la experiencia de salir de sus salas de clases e ir al cine a aprender con la película chilena “Mala Junta”, el estreno que entre mayo y junio llevó a su equipo realizador a distintas salas de cine para compartir con estudiantes y profesores. Claudia Huaiquimilla, directora de la película, Pablo Greene, su guionista, los actores Andrew Bargsted, Ariel Mateluna, Sebastián Ayala y la productora Rebeca Gutiérrez, participaron de los foros tras las proyecciones, explicando a sus jóvenes espectadores el sentido de contar esta historia, cómo es el rol de cada uno durante el rodaje y, por supuesto, respondiendo todas las dudas de los curiosos y emocionados estudiantes.

 Gracias a la colaboración entre DCI Distribución, el Programa Escuela al Cine de la Cineteca Nacional de Chile y trece salas de cine y centros culturales a lo largo del país, fue posible llevar esta cinta a escolares de enseñanza media de diferentes establecimientos educativos, ofreciendo la oportunidad de tener un encuentro con sus realizadores.

 Claudia Huaiquimilla, cineasta mapuche de 29 años, reflexiona acerca de su experiencia en los foros con los estudiantes: “Se entretienen mucho con la película, se sienten muy cercanos a los personajes, y por lo tanto viven un poco el viaje con ellos, y les gusta mucho que el lenguaje sea real, es un lenguaje que ellos reconocen, las situaciones también las reconocen, sienten que no es el típico cine que ellos ven que los estereotipa, entonces les ha gustado mucho y también agradecen el que les acerquemos un tema del cual ellos se sentían súper ajenos, del que solo conocían lo que aparece en las noticias y lo poco que hablan en el colegio, pero no conocían una realidad cotidiana de lo que está ocurriendo en el sur de Chile con las comunidades mapuches. Ha pasado en las funciones que algunos niños me dicen, ‘yo también soy mapuche gracias por mostrar eso, a mí también me molestaban.’ Y he visto niños que están mucho más conscientes del tema medioambiental de lo que uno piensa, hay niños que están muy lúcidos también respecto a eso, y me da esperanza en un buen futuro que ir sembrando y alentando”.

 La cinta tuvo una excelente recepción por parte de los escolares, quienes se rieron con sus protagonistas, se emocionaron con la historia y aplaudieron con entusiasmo tras cada función. Diego Ambiado, de 4° medio del Colegio Palmarés Oriente de Quilicura, vio “Mala Junta” en la Cineteca Nacional, destacando tras el foro: “La experiencia que me deja la película es bastante cruda, esa conexión que se trataba de buscar, de meterse dentro, porque siempre en una historia se necesitan saber los dos puntos de vista, y siempre nosotros estamos informados de uno, que es la parte del gobierno, que nos muestran solo las protestas, y no vemos la forma en que allanan las casas, la manera en que se invade esa privacidad, me parece una agresión hacia las personas.”

 Octavio Rojo, profesor del Liceo San Francisco de Quito de Independencia, que ha participado activamente en varios estrenos nacionales, comentó que “Me pareció una película valiente, que muestra desde el lado mapuche este conflicto, en las comunidades. Además, trata el tema del bullying, así que creo que es una excelente película, especial para verla con los niños, con estudiantes, para que se interioricen más de lo que ocurre y también que comprendan que no todos son mala junta como dijo la directora, quitar esos prejuicios.”

 La profesora de Lenguaje Loreto Chaura, del Colegio Domus Mater de Valdivia, fue parte de una función en el Cineclub de la Universidad Austral con el actor invitado Sebastián Ayala, y señaló estar muy agradecida por la invitación a ver la película, ya que considera que “trata varios temas de los adolescentes, que los identifica, y que los hace ser mucho más partícipes de la sociedad en que están inmersos y, de cierta forma, los vuelve un poco más críticos de acuerdo a lo que les puede ocurrir a ellos y también a otros.”

 Acerca de la relevancia de llevar esta historia a un público juvenil y local, Claudia Huaiquimilla concluye: “Es una película que la hicimos especialmente pensando en el espectador nacional, son temas que generalmente no se hablan, son muy áridos, cuesta tocarlos sobre la mesa y creo que es necesario que hablemos de ellos y que también veamos nuestras historias, y que después además podamos reflexionar y dialogar como familia, donde el cine sea una herramienta de diálogo, algo que es necesario  en todos los círculos sociales de nuestro país, ya que el sentido y el mensaje que apela la película, es a un cambio humano y ciudadano, de ser mucho más empático y menos prejuicioso.”

 

Mira todas las fotos de las funciones en La Serena, Vicuña, Las Compañías, San Antonio, Santiago, Talca, Chillán, Concepción, Valdivia y Puerto Montt en el álbum de nuestro fan page Cineclub Escolar.

Otras noticias que podrían ser de tu interés

En un contexto en que el uso pedagógico del cine ha sido esencial para las clases …

El Liceo Artístico Guillermo Gronemeyer de Quilpué tiene un proyecto educativo que busca equiparar el desarrollo …

El cineclub del Liceo Domingo Herrera Rivera de Antofagasta ha mantenido un trabajo constante desde el …

Luego de un exitoso estreno, el pasado jueves 3 de junio, ya están disponibles en YouTube …